Bibliotecas·Crónicas

Libros gratuitos, bibliotecas deplorables

   Por mi trabajo he tenido la suerte y la desgracia, de trasladarme de un sitio a otro. He pasado de mi ciudad de adopción, A Coruña, a una ciudad en crecimiento de menos habitantes, de  estas que actualmente se denominan ciudad dormitorio. Ya llevo unos meses aquí. He recorrido sus calles, establecimientos y locales nocturnos. Confiada y benevolente, tras localizar la inubicable biblioteca, escondida mágicamente, dejándose encontrar, en la parte más recóndita de la ciudad. Abrí la puerta henchida de emoción por todos los libros que podría encontrar sin dejar tiritando la hucha de mis ahorros. Esta biblioteca parece sacada del mejor cuento de miedo de Edgar Allan Poe, posiblemente perdido en este lugar, en algún estante, en una de sus dos salas, en un ejemplar un estado paupérrimo. Entonces me paro a reflexionar. El mundo de las bibliotecas, donde hay un variopinto panorama de edificios, con muchos usos, muchos ejemplares y usuarios. ¿Pero siempre ofertando lo mejor y cumpliendo las expectativas?

    Me he sentido afortunada de poder disfrutar de una red de bibliotecas públicas excelente. Como el arduo trabajo de buscar una aguja en el pajar, tienes que buscar, y saber escoger la biblioteca adecuada, si estás en un lugar donde tienes la oportunidad para escoger entre un amplio abanico de ellas. Pero en el caso de que sólo te encuentres con una única biblioteca. Quizás te encuentres con estos inconvenientes:

-Bibliotecas multiusos

-Bibliotecarias sin conocimiento literario

-Limitada oferta

-Búsquedas imposibles

   En esta ciudad, como en mi ciudad de adopción, y otras, la biblioteca es un espacio multiusos, estanterías llenas, con mesas alrededor, donde la gente vaga por la sala, en busca de libros, se sienta a estudiar o a navegar en redes sociales. En estas bibliotecas multiusos, los que estudian hacen sentir incómodos aquellos que escogen un ejemplar, y los que escogen un libro molestan a los que estudian o trabajan.

    En algunas bibliotecas, en limitados casos, también puedes encontrar mujeres u hombres, bibliotecarios, que a veces sólo se limitan a recogerte los libros prestados, apuntarte los que llevas, o indicarte, siempre todo esto con mala cara, donde están las diferentes salas. En algunas ocasiones, es absurdo pedirles reseñas sobre algún libro, preguntar sobre la segunda parte de una novela o más obras de un autor, pues no tienen conocimiento de aquello con lo que trabajan. Y aunque es imposible conocer el inmenso mundo literario, en algunos casos, como el que relato, el esperpento es de traca, ya que la falta de conocimiento se circunscribe a autores universales y obras conocidas.

 

books-1245744_1920

 

   A la odisea en esta bibliotecas, si parecía inacabable con lo anterior, se le suma en este caso la falta de ejemplares contemporáneos, y en el caso de que cuenten con ejemplares de novelas actuales, son betsellers líderes de ventas, que no es, en la mayoría de los casos, en lo que los lectores están interesados. Los ejemplares que encuentras, en muchas ocasiones, están en estados deplorables, manoseados y no son intercambiados por un ejemplar nuevo, y cuando es retirado, ya ningún otro rellenará el espacio vacío. Estanterías repletas, desde la balda superior hasta la inferior, incomodas para la búsqueda. Estanterías, tres, donde se agolpan sin ningún límite o separación gallego, castellano y géneros, un batiburrillo, donde la búsqueda es una tarea desalentadora.

   Al final, me incorporo intentando ser lo más silenciosa posible para no incomodar a aquellos que estudian y actualizan Facebook, deprimida, bajo las escaleras, con todas estas ideas en mi cabeza, mientras las voces de las bibliotecarias resuena por toda e edificio, en frente leo “Silencio, por favor”. Y yo contesto.

División de espacios, por favor.

Cualificación, por favor.

Libros en mejor estado, por favor.

Más ejemplares, por favor.

Organización, por favor.

 ¿Y tú, te has encontrado con alguna biblioteca similar? ¿Crees que las bibliotecas de tu alrededor cumplen las expectativas y la demanda?

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s